miércoles, 21 de noviembre de 2012

Níscalos salteados con lascas de jamón ibérico

cocina como en tu casa
INGREDIENTES:

250gr de níscalos frescos
80gr  de jamón ibérico de cebo ó de bellota
2 dientes de ajo
1 pimienta de cayena
4 cucharadas soperas de Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta blanca molida

ELABORACIÓN:

1. Cepillar y lavar los níscalos, para quitarles la tierra que llevan impregnada de estar en la tierra y los posibles pajizos y hojas caídas de los árboles.  

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa















cocina como en tu casa














Una vez lavados, quitarles la superficie del tallo que esta en contacto con la tierra, a continuación tenemos que secarlos con ayuda de un papel absorbente para eliminar el exceso de agua y los reservamos para que terminen de secarse.

cocina como en tu casa















cocina como en tu casa















2. Cortamos los níscalos en juliana (tiras finas de 1/2 centímetro de grosor).

cocina como en tu casa















3. Pelamos los ajos y los cortamos en brunoise (picado fino).

cocina como en tu casa


cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa















4. Calentamos aceite de oliva en una sartén.

cocina como en tu casa















5. Una vez caliente añadimos los ajos picados, dejamos que se doren e incorporamos la cayena.

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa















6. Añadimos los níscalos en juliana a la sartén con los ajos, mezclamos y dejamos que los níscalos se pochen hasta que queden tiernos. Sazonamos y salpimentamos al gusto.

cocina como en tu casa
















cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa















7. Cortamos finas lonchas de jamón ibérico.

cocina como en tu casa











 



cocina como en tu casa



 













8. A la hora de servir los níscalos ponemos alrededor de ellos las lascas de jamón, para que de esta forma mediante el contacto del calor, el jamón fundirá su grasa aportando un sabor y un aroma especial.

Tomato